Si El Amor Te Dijo "No" Pregúntale Otra Vez - Silvia C. Carpallo

Título: Si El Amor Te Dijo "No" Pregúntale Otra Vez.
Título Original: Si El Amor Te Dijo "No" Pregúntale Otra Vez.
Saga: Autoconclusivo.
Autora: Silvia C. Carpallo.
Editorial: Ediciones B - Vergara.
Fecha de Publicación: Marzo 2017.
ISBN: 9786075291215
N° de Páginas: 288
Goodreads

Sinopsis: Hace tiempo que para Alejandra su matrimonio ha dejado de tener sentido, pues la pasión y el deseo han desaparecido. Pero su vida dará un giro de ciento ochenta grados cuando conozca a Daniel, un atractivo empresario que la hará presa de un deseo desenfrenado. Ahora deberá decidir su futuro y el de Irene, su hija, quien vive inmersa en la indecisión del amor fallido. Ambas viajarán a Grecia, donde vive Helena, la hermana de Alejandra, quien guarda un oscuro secreto. Las tres deberán enfrentar el pasado para reencontrase a sí mismas y descubrir que, con el amor y el apoyo de la familia, siempre se puede iniciar otra vez. ¿Este nuevo camino las conducirá hacia la felicidad?

Gracias a Ediciones B por el ejemplar para esta reseña.


Opinión Personal:


Conocí este libro gracias a navegar en goodreads buscando más libros que agregar a mi lista de pendientes como si no tuviera ya una lista larguísima, en fin, me gustó mucho lo que platicaban de él y al leer la sinopsis pensé que se trataría de una linda historia de familia que involucraba a dos o tres generaciones de dicha familia, sin embargo al leer que la escritora era sexóloga comencé a temer que fuera un libro erótico y mis temores se hicieron realidad conforme comencé las primeras páginas. Aunque tengo que decir que a pesar de ser un libro de género erótico, el cual un género que no me agrada en lo absoluto, resulto ser una lectura agradable.

Alejandra ha desconectado con su esposo por completo, a pesar de convivir con él y mantener todavía una vida íntima, siente que todo lo llevan a cabo más por costumbre u obligación que por deseos propios. Hace tiempo que no habla como antes con su hija, por lo que podría decirse que se encuentra algo sola, a pesar de que intenta reconectar con su esposo la actitud y los rechazos de este la tienen más que cansada. Probablemente por ello en cuanto conoce a Daniel, un representante de ventas mucho más joven que ella, no puede dejar de pensar en el e inventar miles de fantasías con Daniel como protgonista.

Irene odia la carrera que ha elegido o que en cierta parte sus padres le han impuesto, la depresión que la aqueja al tener que enfrentarse a clases que no llaman para nada su atención la esta consumiendo poco a poco. Por si fuera poco, pareciera tener un radar que aleja a todas las personas pues hasta ella misma se considerara la chica rara de la universidad, por lo que solo cuenta con la amistad de Sandra, que en pocas palabras es una copia de baja calidad de la propia Irene. Aunque pronto todo cambiara cuando conozca a un chico poeta que despertara nuevos sentimientos en ella.  

Helena es hermana de Alejandra, hace demasiado tiempo que ninguna de las dos se dirige la palabra, ahora ella reside en Grecia, haciéndose cargo de la villa que ha heredado de su tía. Como todas las personas ha cometido errores en su pasado, mismos que la han llevado a no poder crear algún lazo intimo o algún tipo de confianza con las personas de su vida, lo que ha causado que todas sus relaciones hayan sido pasajeras, pero ahora, cuando ya no es  tan joven como antes, comienza a plantearse el hecho de sentar cabeza, el problema es que Theo, el hombre que la vuelve loca, no es el tipo de hombre que está dispuesto a dejar su vida de soltero.

Pronto los caminos de estas tres mujeres que han sido separados en el pasados, ser verán unidos de nuevo cuando Alejandra cometa una infidelidad que la lleve a refugiarse con su hermana en búsqueda de saber qué hacer con su matrimonio, arrastrando con ella su hija Irene que tiene sus propios problemas en el amor, pues se verá afectada no solo por descubrir lo que su madre ha hecho, también su futuro se ve un poco dudoso al haber reprobado todos los exámenes de su carrera. Por su parte Helena no tiene ni la menor idea de porque su hermana ha decidido visitarla por lo que lo único que puede pasar por su mente es que Alejandra ha decidido ir a Grecia con el solo objetivo de buscar vender la villa y obtener el dinero de la herencia. Pero ninguna de las tres sospechara que ese viaje hará que sus vidas tomen un giro inesperado, porque justo cuando se piensa que no hay salida de los problemas, las cosas comienzan a tomar su propio camino.

Cuando leí la sinopsis pensé que sería una historia de familia, de tres mujeres que afrontaban todo juntas y ese lazo roto entre ellas se fortalecía combatiendo las guerras de la otra juntas, por eso tengo que confesar que me decepcione un poco al no ver la dinámica familiar de unidad que tanto había esperado. La pluma de la autora es buena, te lleva de la mano en cada página y de verdad que es una lectura súper rápida que disfrutas mucho, me gustó mucho el cómo le agrega diversión a la historia además de que hace los momentos cursis no tan melosos sino más bien con la dosis necesaria para creértelo y que se dibuje una sonrisa boba en tu rostro.

Creo fielmente que hubiera disfrutado mucho más de este libro si las escenas de sexo no fueran tantas, y es que quizás es lo que más me molesta de los libros eróticos, que varios de ellos contienen escenas eróticas innecesarias, como personalmente creo que es el caso de esta historia. 

Aunque si debo de reconocer algo, es la forma bien cuidada en que la autora las relata, pues en ningún momento sentí el lenguaje vulgar que es otra cosa que suelo detestar de este género, creo que se lleva muchos puntos al lograr que no te sientas incomoda o algo similar con las escenas sexuales.

Hay cosas que me aparecieron bastante predecibles, como el papel que tiene Rocío en insistir que Alejandra entre en el mundo de las ventas, así como el saber cómo terminaría el viaje a Grecia y la decisión final de Helena. Lo que probablemente más me disgusto del libro es que se pudiera dar a entender que para encontrar la felicidad y la paz contigo misma es como necesario encontrar una relación amorosa o algún tipo de hombre que le pueda dar sentido a tu depresiva vida, creo que es el punto más negativo que le encuentro a la historia.

Como suele pasarme en pocos libros, esta vez no pude conectar con algún personaje, sinceramente las tres mujeres que nos cuentan su historia por medio de capítulos me desesperaban un poco al tener tan poco autoestima y pensar que el mundo se venía abajo por tan solo una decepción amorosa.

Tengo que pedirles una disculpa por la avalancha de citas, pero algo demasiado rescatable de esta historia, es la cantidad de hermosas citas que posee.


“Hera
La esposa legitima de Zeus y la madre de los grandes dioses, fue siempre el símbolo de la familia y del resguardo del matrimonio a cualquier precio”.

“Siempre piensas que la felicidad llegara en el momento en el que por fin tengas eso que te falta”.

“Miente quien diga que las adversidades siempre unen”.

“A veces me gustaría hablar de las cosas que de verdad importan. De si ellos, con los años, también sienten ese extraño agujero negro en su interior que parece absorber todo, para no llenarse de nada. De si alguna vez han pensado que la vida carece de sentido peleando siempre por las mismas cosas y enfrentándose siempre a los mismos conflictos. De si buscan algo más, de si alguna vez cumplido todo aquello que se esperaba de nosotros nos quedan otras cosas por vivir; de si se les han quedado sueños por el camino; de si creen que alguna vez los llegaran a cumplir; de si la vida puede ser algo más de lo que es”.

“Hay gente que piensa que los problemas tienen soluciones fáciles, porque no esperan grandes cosas y quizás por ello, parecen ser siempre más felices”.

“Artemisa.
Conocida como la diosa de la caza, Artemisa también era el símbolo de la virginidad y la castidad”.

“Nunca he creído que se pueda conocer a alguien especial saliendo de fiesta”.

“-Para acabar de robarme los caramelos, eres un poco antipática. Sí, siempre hay clases, pero también hay otras cosas que hacer. Como salvar a una damisela en apuros con unos caramelos de naranja.
-Vaya, ¡si los príncipes de los cuentos hubieran sabido que con caramelos de naranja ya no hacía falta enfrentarse al dragón, lo hubieran agradecido mucho!
-¿Quién sabe? Quizás sustituir las espadas de los cuentos por caramelos los hubiera hecho más divertidos.
-Solo conozco un cuento con caramelos y es uno en el que al final intentan comerse a los niños.
-Ya entiendo porque la naranja es tu sabor favorito.
-¿Y eso?
-Porque es acida…”.

“Penélope.
La esposa de Odiseo simboliza la felicidad conyugal, la espera por el marido que no regresa, que quizás ya nunca regresara”.

“Todas las mujeres que conozco se maquillan cada mañana. Es casi un acto automático, algo aprendido desde la más tierna infancia, cuando veíamos hacerlo a nuestras madres. Tapamos nuestros defectos con correctores, potenciamos nuestros puntos fuertes con colores y contornos. Salimos de la casa sin ser nosotros mismos, sino la imagen que queremos que los demás vean de nosotras. Dejamos los miedos, las inseguridades y las angustias en el cuarto de baño. Salimos por la puerta cargadas de polvos y carmín, de determinación, de responsabilidades, de retos por cumplir. Nadie dijo que ser mujer fuera fácil”.

“El problema del maquillaje es que nos camufla de los demás, pero no de nosotras mismas. De esos secretos que ni siquiera nos atrevemos a susurrarnos antes de dormir. Porque todas tenemos deseos e impulsos ocultos que no nos atrevemos a confesar. Una parte irracional imposible de disfrazar con un buen antiojeras o de matizar con una buena base de maquillaje”.

“Quizás sea por eso que asusta tanto que los demás lleguen a conocer esa parte de nosotras que intentamos ocultar. Que nos miren y sepan en que estamos pensando”.

“Porque hay cosas que con el tiempo cambian, pero no mejoran”.

“En el fondo me da un poco de envidia, con tanto por descubrir, con tanto por aprender y disfrutar. Ojala pudiera volver a tener su edad, ahogarme en un vaso de agua con problemas que no lo son tanto, y elevarme metros de altura por el más pequeño gesto. Enamorarme, desenamorarme, volverme a enamorar”.

“Es curioso, pero el momento de mi vida en el que más miedo tengo es precisamente en el que me siento más valiente para afrontar algunas cosas”.

“Cuando te encuentres entre dos opciones y no sepas cual elegir, lanza una moneda al aire. Es un truco que siempre funciona y no porque la moneda decida por ti, sino porque en el breve momento en que la moneda este al aire, de repente sabes que cara quieres que salga”.

“Las musas.
Originalmente consideradas ninfas, las musas eran aquellas divinidades inspiradoras de la música, la poesía y de todo tipo de artes, así como también del propio amor”.

“Me parece muy triste que una familia pueda acabar distanciada por una herencia”.

“-¿Qué haces?
-Morirme del asco.
-Pues para estar muerta escribes muy bien”.

“-Porque a veces eres tan cortante que das miedo, sirena.
-Las sirenas solo cantan, no se comen a nadie.
-Eso es en La Sirenita, en el Ulises de Joyce la cosa se pone más complicada”.

“Antígona.
La historia de este personaje simboliza la rebeldía ante las normas, la ruptura con lo socialmente establecido”.

“Pero en ocasiones algo que parece insignificante acaba por cambiarlo todo. Un momento, un hecho, algo que por sí mismo no debería tener relevancia, cambia el rumbo que tú misma te habías fijado”.

“¿A veces no te sientes como en una encrucijada, entre lo que sabes que debes hacer y lo que quieres hacer? Es como que sabes que hay cosas que seguramente son más convenientes, que te ira mejor en el futuro con ellas, pero luego hay otras que quizás no sean la opción más inteligente, pero si la que más te llena”.

“Hoy te diré que nada es seguro y que escojas simplemente el camino que te haga feliz, porque eso va a ser lo mejor para ti”.

“No te pases la vida intentando contentar a todos, si eso va a significar no contentarte a ti misma. Créeme, se de lo que te hablo, nada merece un precio tan alto”.

“A veces pasan esas cosas, por mucha rabia que dé. Hay gente que conoces desde hace años, con la que siempre parecías tener algo en común, pero poco a poco, todo se vuelve diferente. Puede que seas tú misma la que empiezas a cambiar, a interesarte por otras cosas, a tener otras necesidades y es injusto pedirle a la gente que cambien contigo, que comprendan a esta nueva tú, que entiendan que ya no te interesa todo aquello de antes y que amplíen ellos mismos sus fronteras. La vida es ciclos. Lo es en el amor y también en la amistad”.

“Ese es el problema, que nos perdemos cosas por pensar demasiado”.

“Electra.
Al contrario que en el caso de Edipo, en el complejo de Electra, la hija “mata” a su madre por amor y defensa de su padre”.

“Mis padres no son perfectos, aunque hayan pretendido serlo; pero los quiero porque son mis padres. Los quiero del modo en que quieres a alguien a quien puedes acabar odiando en algunas ocasiones. Porque es cierto que tus padres te dan el mayor regalo del mundo, la vida, aunque te la dan con condiciones: que la vivas como ellos creen que deberías vivirla. Eso supone una ventaja cuando eres pequeña y te lo dan todo hecho, teniendo como único conflicto tu empeño en ponerte zapatillas en vez de zapatos de charol. La cosa se complica cuando comienzas a crecer y el conflicto pasa porque ellos decidan ya no solo tu ropa, sino la forma en la que deberías ganarte la vida”.

“A veces sucede que el amor puede ser algo más que un capricho”.

“Pero sé qué hace tiempo que algo pasa. Sé que las cosas están mal. Los padres siempre piensan que no nos enteramos de nada, como si fuéramos niños eternamente. Sí que nos enteramos, aunque hacemos como si nada. Porque nuestra vida es demasiado complicada como para asimilar que nuestros padres, además de padres, son hombres y mujeres con sus propios problemas. Se supone que ellos están para guiarte en la vida, no para pedirte ayuda y consejo”.

“Quizás Sandra me diga que las mujeres a veces necesitamos equivocarnos para darnos cuenta del camino correcto”.

“Medusa.
Era la más bella de sus tres hermanas, pero tras mantener relaciones sexuales con Poseidón, fue condenada a convertir en piedra a todo hombre que mirase para que se le negase para siempre el amor”.

“Hay amores que entran por los ojos. Puedes ver a una persona y creer que tiene todas las cualidades para ser perfecta, sin embargo, al rascar un poco acabas dándote cuenta de que no hay nada más allá del envoltorio. En cambio, con otras, te pasa que el amor llega más lentamente, cuando descubres cada uno de sus detalles y aprendes que a veces los ojos mienten, porque la grandeza solo puede observarse con el corazón”.

“Hestia.
Esta diosa pacifica era la divinidad de la arquitectura, pero también del fuego y del calor de los hogares, de la vida tranquila”.

“Ahora me doy cuenta de la importancia de tener algo más que te ayude a crecer como persona. Algo que sea solo para ti: una motivación, un objetivo, hacer algo con lo que sentirte realizada y que sientas que te aporta, de la manera que sea”.

“Esta es tu casa y las casas, además de trabajarlas, hay que disfrutarlas”.

“A veces pensar no es malo… Todos necesitamos pensar cuando llegan momentos de cambios”.

“Los jóvenes son así, se encierran en sí mismos, pero al final siempre salen… Es su naturaleza, al final la vida siempre les llama”.

“Pero a veces las cosas no pasan por nada, simplemente suceden. Y hay que aceptarlas, seguir adelante”.

“Las relaciones entre hermanos son complicadas”.

“A veces tenemos que aprovechar las segundas oportunidades que la vida nos brinda”.

“Pero no todo puede simplificarse. A veces las cosas se retuercen tanto que es imposible deshacer el nudo”.

“Yo era la polilla que más se cegaba por ir a su luz”.

“Hay cosas que aunque parezcan simples, lo cambia todo”.

“Y aunque me duele, aunque una parte de mi quisiera olvidarlo todo y empezar de nuevo, hay otra, mucho más fuerte, que se resiste a pasar página”.

“Eres joven, no te ates a algo que no quieres”.

“No puedo contestar que me siento culpable si me divierto, que prefiero estar ayudando y sentirme útil para no pensar en nada”.

“Tarde un tiempo en entender que era libre de irme a cualquier lugar”.

“No sé, no es algo que te levantes un día y te des cuenta de que algo ha muerto entre nosotros, sino que pasa tan poco a poco, que eres incapaz de verlo venir, incapaz de hacer algo por evitarlo, por salvarlo”.

“No te sientas mal por sentir lo que sentiste, o por dejar de sentir lo que sentías”.

“Démeter.
La deidad de la agricultura simboliza, además de la tierra fértil, verde y joven, el ciclo imparable de la vida”.

“Me he cansado de pasar las hojas de los libros para hacer como que estudio. Me he cansado de estar enfadada con el mundo. De estar triste por todo lo pasado. Me he aburrido hasta de estar aburrida.”.

“El poder del dinero puede ser inmenso algunas veces”-

“A veces definir las relaciones con los hombres es un poco difícil”.

“La vida no es una película. ¡La realidad supera la ficción! Pero si te vale de consuelo, también en las cosas buenas”.

“Prefiero ganar una amiga que perder un nuevo amor fallido”.

“Las ménades.
Estrechamente relacionadas con Dionisos, el dios del vino, estas ninfas acaban poseídas por dicha deidad, cayendo en sus vicios y viviendo en un estado de locura mística y de orgia de los sentidos”.

“Es extraño como hay recuerdos que permanecen intactos a lo largo de los años”.

“Salir de la rutina ayuda a salir de los problemas. Es difícil dejar de pensar en lo que nos preocupa si todo lo que vemos nos lo recuerda; por eso las mejores soluciones aparecen cuando nos alejamos un poco”.

“El amor está sobrevalorado”.

“Selene.
La personificación de la Luna en la mitología griega bajaba al mundo de los hombres, para hacerle el amor a su pastor favorito mientras el dormía”.

“A veces las fantasías son mejor que la realidad”.

“Es complicado eso de entender que nuestros padres también son personas, ¿verdad?”.

“Pandora.
Víctima de su curiosidad, la primera mujer abrió la caja de la que salieron todos los males del mundo, pero dentro de la misma se quedó algo escondido, la esperanza”.

“Es muy frustrante tener ganas de ayudar y saber que no puedes hacer nada”.

“-No lo sé, hacen que todo lo que piensas de la vida se tambalee. ¿No te pasa a ti también? Todo está bien, y en cualquier momento…
-Sí, todo puede cambiar en un instante.
-Te hace pensar, ¿verdad? Puede que estemos siempre dejando cosas para más adelante, hasta que es demasiado tarde”.

“¿Es posible que tantos años de dolor, de dudas, de miedos, se deban precisamente a nuestros prejuicios y a nuestro miedo a enfrentar la realidad?”.

“Dánae.
Zeus todopoderoso se convirtió en lluvia dorada, fecundando así a la joven Dánae sin tan siquiera tocarla”.

“Siempre habrá tormentas y siempre nos levantaremos al día siguiente para hacer un balance de daños, para después volver a colocar todo en su lugar. Lo bueno es que a veces, el tener que recolocar todo, incluso lo mejoramos”.

“Es absurdo como a veces hace falta que todo termine de estropearse para reparar eso que llevaba tiempo roto”.

“Yo le digo que va muy deprisa y ella siempre me responde que como la vida”.

“A lo mejor ese es el problema. Que buscas demasiado. El amor llega sin esperarlo”.

“Puede que sí o puede que no, pero hay que arriesgarse para averiguarlo”.

“Quizás lo que necesitas no es alguien que te quiera, sino alguien a quien merezca la pena querer”.

“Atenea.
La patrona de la ciudad de Atenas, entre su muchas facetas, era alabada por ser la diosa de la inteligencia y la reflexión”.

“A veces pasa, que tu amiga se echa un novio y de pronto desaparece. Pero suele ser al principio, luego la tontería se pasa, y si no, es que no era tu amiga”.

“No fue tu culpa tampoco. No fue culpa de nadie. Las cosas simplemente pasan”.

“A veces no sabes cuánto necesitas algo hasta que no lo tienes”.

“Cuando uno se cae del caballo hay que volverse a subir y no tenerle miedo. A ver, si el caballo esta desbocado, quizás es bueno esperarse”.

“Todo en esta vida te puede salir bien o mal, pero seguramente te arrepientas más de no haber dado el paso, que de haberlo dado y haberte equivocado”.

“Pensé que a veces las palabras no bastan, que era mejor hacer algo para demostrártelo”.

“La habitación de cada persona dice mucho de su personalidad”.

“Afrodita.
La diosa que mejor representa la femineidad, la sexualidad femenina y la clave en todo lo que tenga que ver tanto con el amor, como con el sexo”.

“Nos pasamos la vida buscando la felicidad, como si fuera una meta o un lugar al que llegar. Tardas tiempo en darte cuenta de que la felicidad es eso: personas, lugares, gestos, momentos”.

“Darme cuenta de que aunque duela perder a ciertas personas, puede hacernos inmensamente feliz recuperar a otras”.

“También es extraño como personas que llevan tan poco en nuestra vida pueden acabar significando tanto”.

“-La verdad es que no he viajado mucho.
-Pues siempre hay tiempo”.

“Ahora comprendo que pese haber estado acompañada, llevo mucho tiempo sola”.

“En ocasiones la mejor compañía es la de una misma”.

“Salí de España con la idea de conocer mundo, personas… Todo lo que no había hecho en años. Aprovechar más la vida. Pero ¿no crees que aunque no conozcas todos los lugares del mundo, puedes encontrar de pronto uno en el que sientes que puedes construir un hogar?”.

“A veces pensamos demasiado en el largo plazo, en vez de pensar si estamos en el lugar en el que queremos estar en este momento”.

“Y entonces pienso que he encontrado una mejor definición para la felicidad, la de esos momentos que nos dejan sin aliento”.

“Eros.
El dios que enmarca el amor en todas sus formas, pero también un dios representante de la fertilidad”.

“Me gusta sentir que de nuevo tengo una familia. Distinta a la que tenía, pero una familia al fin y al cabo. De pequeña pensaba que una familia siempre tenía que estar formada por una madre, un padre y los hijos. En cambio ahora todos los miembros de la villa estamos unidos, si no por los lazos de sangre, si por la ilusión común”.

“A veces no es necesario que pase algo horrible para que el amor se rompa, simplemente se acaba”.

“Es extraño como cuando todo parece haberse desmoronado, se recoloca de la forma más inesperada”.

“Es algo así como que la vida siempre puede tener algo bueno con personas que merecen la pena a tu lado”.

“Es imposible no pasear por esos caminos pensando cuantas veces se habrán recorrido, por cuantas personas, por cuantas civilizaciones. La Historia, tal y como la conocemos, seguramente no sería la misma si no hubiera existido las personas que pusieron aquí cada una de estas piedras, que inventaron las obras que se representaron en estos teatros, que adorando a los dioses que aun hoy representan muchos de nuestros valores en estos templos”.

“Entiendes que Atenas ya es mucho más que eso. Que crece, evoluciona, cambia, pero que este sigue siendo su corazón. Las ciudades pueden llegar a parecerse mucho a las personas”.

“Si el amor te dijo no, pregúntale otra vez”.


Algo que me pareció súper original de este libro es la forma en cómo se presenta el principio de cada capítulo, con la explicación de algún dios griego y lo que representan, de verdad que ese detalle me pareció de lo más genial. Es una historia que entretiene y da pequeñas enseñanzas pero aun cuando ame varias cosas que suceden así como ciertos mensajes que obsequia, sigo pensando que hay demasiadas escenas de sexo que en cierto punto resultan innecesarias y hasta agobiadoras. Quitando ese detalle creo que es una buena historia que tenía el potencial para ser una muy buena y linda historia sobre la familia pero que resulto centrarse mucho más en el sexo.

Veredicto:

Debo confesar que un comienzo había elegido dos escudos, pero conforme lo releía para anotar las frases pensé que un libro que tuviera tan buenas frases merecía un poco más. Creo que lo recomendaría para las fanáticas del género o si gustas de una lectura rápida y entretenida. 


Sobre la escritora:
Nació en Madrid. Es periodista y tiene un máster en Educación y Asesoramiento Sexual. Ha participado en diversos diarios españoles y actualmente colabora en varios suplementos del diario El País, como S Moda, BuenaVida y el popular Blog Eros, uno de los sitios sobre sexo más consultados en España. También participa en diversos programas de radio y publica relatos eróticos en revistas y páginas dedicadas al público femenino, además de impartir talleres y conferencias universitarias sobre Sexología. 

Summer

10 comentarios:

  1. Hola! Qué interesante reseña. La verdad es que tanto la ambientación como la depresión (tema que debería tratarse más) me llaman, pero en general la historia no :(
    Igual estuvo bueno conocer este libro gracias a tu reseña.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    A mí el género erótico me gusta mucho, siempre y cuando las escenas de sexo no sean excesivamente vulgares, y por lo que cuentas no es el caso. Pero eso que comentas de que no has podido conectar con los personajes me hace dudar sobre si darle una oportunidad o no.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! No conocía este libro y como Sof, los temas me parecen muy interesantes pero la historia no termina de llamarme la atención. Ahora mismo no creo que le dé una oportunidad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, bella
    la portada me gusta bastante, pero hay algo en el argumento que no me termina de convencer, asi que mejor lo voy a dejar pasar, pero me alegro que te haya gustado y bueno, gracias por la reseña
    besos

    ResponderEliminar
  5. Hola ! No lo conozco pero voy a pasar ... gracias por la reseña❤️

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    También me hice una idea equivocada del libro porque pensé que era algo más familiar pero al ver que todo gira más a lo sexual lo descarto, lo erotico no es lo que más me llama la atención. Además ese mensaje de que es necesario una relación romántica para ser felices me parece absurda y mal en todos los niveles.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola!!!
    Si, es una acción (poner libros en la lista de pendientes q tenemos) que hay que hacernos mirar jajajajajajajajja
    Lo vi por facebook, y no me ha atraído nada…se lee rápido, con una pluma excelente, con momentos predecibles….al tema erótico, al contrario que a ti, me gusta, sí, pero que no sean escenas por escenas, sino que sean adecuadas a ese momento….
    Primera reseña q leo de él, gracias!
    Besitoss

    cdc

    ResponderEliminar
  8. ¡Holaa! No conocía esta novela pero por lo que te he leído tiene muy buena pinta y son de las que me gustan a mi leer así que me la voy a apuntar para poder leerla en un futuro y descubrir la historia ;)
    Muy buena reseña!!
    Un beso y nos leemos <33

    ResponderEliminar
  9. Hola! no soy muy fanatica de los libros eróticos, pero me encanta que esté ambientado en Grecia. Lo pensaría antes de leerlo, ya que si tiene escenas de sexo innecesarias, no creo que valga la pena dentro de su género. Besos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Holaaa! Pues cuando comenzabas hablando del libro, de las tres mujeres que unen sus caminos, pues sí que me imaginaba una dinámica familiar de lo más linda, pero parece que no va de eso, y sí que decepciona :( Ciertamente eso de erótica me choca un montón, escena tras escena que no aporta para nada :( También me llamaría si no tuviera cosas así :P
    ¡Beesitos! :3

    ResponderEliminar